Primeros pasos para una alfabetización mediática en la Macarena

15989424845_06696242e4_z

Desde mayo a diciembre de 2014 hemos trabajado en la implantación de Macarena Remedia en el distrito Macarena. Esta iniciativa pretende otorgar al barrio de un espacio de reflexión, aprendizaje y acción en torno a las tecnologías de la información, medios de comunicación y la memoria viva del barrio. Así durante estos meses se ha desarrollado un proceso en el que se han puesto en marcha 12 microtalleres en diferentes lugares de la zona, donde se ha trabajado con diferentes grupos la deconstrucción y construcción de mensaje mediáticos usando como herramientas las TIC.

La guía que presentamos a continuación recopila los diferentes procesos que se han desarrollado en esta primera fase -esperemos- de Macarena Remedia. Detallamos reflexiones, observaciones,  metodologías usadas y demás métodos de trabajo que hemos ejecutado durante este tiempo. Con ese material esperamos que pueda servir a otras experiencias que traten de trabajar la alfabetización mediática desde una perspectiva educomunicativa, o que incluso aliente a mentes inquietas a poner en marcha proyectos similares.

«El proceso de ejecución de Macarena Remedia no ha sido fácil. Construir una comunidad en torno a un proyecto nuevo es una tarea complicada, y requiere de unos tiempos más largos y constantes de los que hemos tenido. En primer lugar, consideramos que para el trabajo de campo, el contacto con colectivos y grupos del distrito debería de habérsele dedicado más tiempo. No es sencillo integrarse en la vida de un barrio y comenzar a trabajar en red desde cero. Pese a ello, consideramos muy positivo los encuentros de participación propiciados por Codenaf. Gracias a ellos hemos conseguido ir integrándonos en la dinámica de la zona conociendo los trabajos y la trayectoria que se lleva realizando en él.»

Esta guía está disponible para su descarga aquí o podéis consultarla online a continuación.

Primeros pasos para una alfabetización mediática en la Macarena

¿Te acuerdas?

nuestra memoria

Hace un par de días, nos enteramos de que iba a cerrar la fábrica de las piruletas de nuestra infancia. Entonces echamos la vista atrás y recordamos algunos objetos que habíamos usado y las personas a las que nos vinculaban. Hemos pensado que compartirlo con vosotras sería un buen cierre para esta semana. ¿Te animas a hacer un viaje al pasado?

piruletas corazón

 

A Pablo, estas piruletas le recuerdan a su tía y a largas tardes de verano en la piscina. Nuria se las compraba a toneladas cuando se iba a Dinamarca.

disquetes

Ángel se creía el rey del mundo llevando en un disquete un par de trabajos que había redactado para una asignatura de la Universidad.

Rayuela

 

Sofía y Lucas se acuerdan de cómo todas las tardes se peleaban para pintar una rayuela en la plaza que había justo al lado de su casa.

Tamagotchi

 

Caro usaba el Tamagotchi en clase, aunque estuviera prohibido. Una vez pitó, el profe se lo quitó y cuando se lo devolvió al final del día ya se había muerto.

 Power Rangers

Felipe y Guille jugaban en las escaleras a los Power Rangers. Siempre se peleaban por quién era el rojo.

chupetes

 

Gema tenía una caja llena de chupetes de colores que le regalaba su padre.

casetes

Pedro pasaba horas delante de la radio grabando una a una las canciones que le gustaban. Luego intercambiaba las cintas con Benito.

Tazos

Ada, Miguel, Emma, Simón, Paula, Mario y Lola compraban patatas todos los días para terminar su colección de tazos.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos? ¿Con qué personas te vinculan? ¿En qué lugares fuiste feliz? ¿De qué concierto no te olvidarás nunca? ¿Cuál fue el primer viaje que hiciste sin tus padres? Este fin de semana, te proponemos compartir parte de tu memoria en las redes sociales con la hashtag #hache.


 

Parece haber dos tipos de historia: una escrita con mayúscula y otra, invisibilizada y pequeña, escrita con minúscula. La diferencia está en la h. La única letra del alfabeto que no suena.

hache es un espacio de encuentro para jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 30 años. Un laboratorio para iniciar un archivo de la memoria viva del barrio utilizando las tecnologías de la comunicación. Un lugar para conectar con todas las vecinas y vecinos del barrio de la Macarena y escuchar todas las historias que nos rodean y llenan de vida nuestras calles. Puedes informarte más e inscribirte aquí.